Top

Osuna (Sevilla)

Viajar en la red

Osuna (Sevilla)

PRESENTACIÓN

La ciudad de Osuna, en la provincia de Sevilla y comunidad autónoma de Andalucía, cuenta actualmente con 18 000 habitantes y una superficie de 592 km².

Los orígenes de Osuna datan del año 1000 a.C. aproximadamente, en la época de los tartessos, que se identifica probablemente con la ciudad de Urso. Ocupada por los romanos, la ciudad habría experimentado un desarrollo especial en el periodo de dominación de Al-Ándalus, cuando se llamaba Osona.

Fernando III llevó a cabo la conquista cristiana en 1240, y después fue cedida a la orden de Calatrava. En 1562, el título de duque de Osuna fue concedido a la finca de Ureña.

En la propiedad ducal de Téllez Girón se desarrolló un amplio programa de construcción que reformaría absolutamente el paisaje de Osuna. En ese periodo se edificó la colegiata y la Universidad, sus 19 monasterios y se fundaron 4 hospitales, junto con numerosas casas nobles y palacios.

QUÉ VISITAR

Dominando la ciudad, encontramos precisamente la colegiata, la Universidad y el monasterio de la Encarnación, herencia del desarrollo urbanos de los Duques de Osuna.

Su rico pasado romano puede verse en el teatro o en la necrópolis hipogea de las cavernas. Sus calles pintadas del blanco típico de Sevilla están siempre adornadas de numerosos palacios y casas señoriales, que exponen el barroco andaluz más elegante.

En cuanto a la arquitectura religiosa, destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, la iglesia de la Consolación, la iglesia de San Agustín, la iglesia de San Carlos, la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, la iglesia de Santo Domingo, el convento del Espíritu Santo o la iglesia del convento de la Concepción.

Edificaciones civiles como la Torre del Agua, el monumento más antiguo de Osuna, el Pósito, el Arco de la Pastora o la Casa consistorial completan un circuito por el patrimonio de Osuna.

SEMANA SANTA Y PASCUA

La localización especial de Osuna, a medio camino entre Sevilla y Granada, marcó el nacimiento y el desarrollo de su Semana Santa. Debido a ello, esta celebración de fiesta, como se entiende hoy, es el resultado de una serie de influencias recibidas de ambas ciudades.

El esplendor de esta celebración, que integra arte, colores y olores, se basa en sus imponentes procesiones que recorren sus calles y monumentos, creando un ambiente único.

Otro de los atractivos de esta serie de manifestaciones es el valor incalculable de las excelentes esculturas que componen sus pasos, que fueron elaboradas por autores como Juan de Mesa, Vicente de Tena o José de Mora, entre otros.

El Viernes Santo es el día más concurrido de la Semana Santa. Al amanecer, la imagen de Jesús Nazareno, acompañada por una multitud de penitentes, que siguen a la orden, inicia su jornada penitencial. Detrás de él sigue la Orden de los Servitas, reunida en la terraza de la colegiata donde, después de un descanso, se retoma el regreso de la imagen al templo.

LUGARES EN LA RED

0